viernes, 7 de diciembre de 2007

Coleópteros



Atraídos por la leve luz
anhelando el calor
sin saber que sus alas
estarán en breve chamuscadas
vuelan
sonoros coleópteros en la ventana

Sus alas crepitan
mientras las llamas cantan

Pianissimo
del allegro al adagio
crepitan alas
crepitan muslos
vibran las cuerdas de tu voz

mientras las llamas cantan
se consume un bicho que entró por la ventana

2 comentarios:

J. L. Maldonado dijo...

Divino, ese crepitar de los muslos es genial como todo el poema.

Aramakao dijo...

Muy hermoso Lin
UN FUERTE ABRAZO