sábado, 12 de abril de 2008

Acto de Fe


Bien has podido dejar
que tu silencio
rebotara estéril en mi nombre
Y sin embargo
aquí está
esa voz tuya
esforzada en esconder tu corazón
mientras trata de develar tu alma

Esa alma tuya
que al vaivén de tu ánimo
me ama
me desea
se regocija en mí
y me entrega un boleto
sin retorno aparente

Esa alma tuya
sin fe y sin esperanza
agria y envejecida
dolorosa y huraña
que se asoma a tus ojos
pidiéndome mil besos
y se acerca a tu oído
pidiendo que me vaya

Esa alma tuya
que aún creyéndose única
se remeda en el espejo de la mía

“Criatura de malcriadez y antojo”
te vendes así y así te sé
¿Crees realmente que existen las fronteras que dices has cruzado?

De este tiempo nuestro no demando más de ti que lo que das
Ni ofrezco nada más que lo que doy

Es mi acto de fe

Con él trasciendo catacumbas y resucito almas
bendigo los espacios y borro maldiciones
protejo lo que debe ser cuidado
alivio el dolor yermo de la ausencia

Me mantengo en la gracia del ahora
sujetando los arcos que nos lancen hacia un futuro incierto

Si estamos juntos
no podemos negarnos

quien soy
también te hace ser quien eres

Y viceversa

Toma tu vida, tu voz, tu alma, tu espacio, tu morada
Yo ya tengo la mía
bien podría yo conjugarla en la tuya

Sopla las brasas y vuelve a renacer de tus cenizas
Si hace mucho que has muerto
realmente ya no importa
Sólo recuerda las calles que has bautizado con mi nombre
cuando después del vendaval venga la calma
para que así nunca te llegue entonces el olvido

Y si ves que es posible
bautízate otra vez
en el agua bendita de mi cuerpo
Haz tu acto de fe

Yo ando en lo mismo

4 comentarios:

Sole dijo...

Algo me dice, que transitamos calles similares. Me has dejado una ráfaga de aire fresco y perfume al pasar por mi blog y darme la posibilidad de descubrirte. Me pasearé por aqui con calma.
Un beso

Kepanuk dijo...

Me dejas en una tremenda reflexión...
sin más, muchos cariños,
Kepanuk

GRUPO f/IV dijo...

quiero que le pongas poesia a mis fotos
nicola

J. L. Maldonado dijo...

Poeta...cada vez más el tiempo hace madurar tu palabra. Hermoso.