domingo, 29 de junio de 2008

Un pequeño homenaje


El Principito
Antoine de Saint Exupéry
29.6.1900 - 31.7.1944

“-Lo más importante nunca se ve...
-Indudablemente...
-Es lo mismo que la flor. Si te gusta una flor que habita en una estrella, es muy dulce mirar al cielo por la noche. Todas las estrellas han florecido.
-Es indudable...
-Es como el agua. La que me diste a beber, gracias a la roldana y la cuerda, era como una música ¿te acuerdas? ¡Qué buena era!
-Sí, cierto...
-Por la noche mirarás las estrellas; mi casa es demasiado pequeña para que yo pueda señalarte dónde se encuentra. Así es mejor; mi estrella será para ti una cualquiera de ellas. Te gustará entonces mirar todas las estrellas. Todas ellas serán tus amigas. Y además, te haré un regalo...
Y rió una vez más.
-¡Ah, muchachito, muchachito, cómo me gusta oír tu risa!
-Mi regalo será ése precisamente, será como el agua...
-¿Qué quieres decir?
-La gente tiene estrellas que no son las mismas. Para los que viajan, las estrellas son guías; para otros sólo son pequeñas lucecitas. Para los sabios las estrellas son problemas. Para mi hombre de negocios, eran oro. Pero todas esas estrellas se callan. Tú tendrás estrellas como nadie ha tenido...
-¿Qué quieres decir?
-Cuando por las noches mires al cielo, al pensar que en una de aquellas estrellas estoy yo riendo, será para ti como si todas las estrellas riesen. ¡Tú sólo tendrás estrellas que saben reír!
Y rió nuevamente.
-Cuando te hayas consolado (siempre se consuela uno) estarás contento de haberme conocido. Serás mi amigo y tendrás ganas de reír conmigo. Algunas veces abrirás tu ventana sólo por placer y tus amigos quedarán asombrados de verte reír mirando al cielo. Tú les explicarás: "Las estrellas me hacen reír siempre". Ellos te creerán loco. Y yo te habré jugado una mala pasada...
Y se rió otra vez.
-Será como si en vez de estrellas, te hubiese dado multitud de cascabeles que saben reír...”

del Capítulo 26

8 comentarios:

PANAMAYOR dijo...

"Quiero dedicar este libro al niño que fue, cierta vez, una persona mayor. Todas las personas mayores, antes que nada, fueron niños, aunque muy pocas se acuerden de ello." Cito de memoria, pero esa es la dedicatoria de "El Principito" ¿no? Es gracioso pero para mí ese libro tiene acento argentino. Alguien, cuando estaba yo muy pequeño (no recuerdo la edad) me regaló un cassette con el libro contado. Y el cassette era heco por argentinos, así que en mimente hay pasajes del libro pero como oíamos nosotros a Candy Candy, traducida por los del coño sur. Ya ves, un cuentacuentos me cambió ese libro para siempre.

Lin dijo...

Pues, yo no puedo pensar en Anthony o en Terry Granchester sin quebrar la voz en ese agudito del final que tenía Candy.
Gracias, paso al rato por tu blog.

J. L. Maldonado dijo...

De visita.

BELMAR dijo...

gRACIAS!

;)

Mentiroso dijo...

Primera vez que entro a tu Blogs.
si me das permiso...te seguire.
quieres?

Aramakao dijo...

MUY LINDO
UN BESO AMIGA

Lin dijo...

Gracias a ustedes por sus visitas y comentarios.

Las puertas están abiertas, pueden seguir disfrutando de la sombra en este patio de pomarrosas y cerezos.

Jorge Arce dijo...

Este ha sido un muy buen momento para encontrar estas palabras del Principito. Gracias por tu visita y será un honor tu recomendación. Un abrazo