lunes, 6 de octubre de 2008

Palabras besadas



Cuando me besas
me desarmas lentamente
sin palabras

Y me besas
con tu aroma poco a poco
me perfumas

Cuando me besas

Cuando me besas
tú me llevas de la mano
por un mundo de milagros
vas cambiando
de improviso
mi flechado
me devuelvo por caminos
que ya he andado

Cuando me besas
le regalo mis palabras
a tu boca que me besa
que no escucha
y simplemente
me las cambia
convirtiéndolas
en palabras besadas

Cuando me besas
me desarmas lentamente
sin palabras

9 comentarios:

Anónimo dijo...

¡Qué envidia siento al leer estas cosas! Cómo quisiera ser yo aquel a quien besas, para desarmarte lentamente. Cómo quisiera que me desarmaras con tu mirada, con tu sonrisa, ¡qué envidia siento al leer estas cosas!

J. L. Maldonado dijo...

Poeta, casualidades "besísticas". Bravo.
PD.
Te salió tu anónimo!

mharía vázquez benarroch dijo...

sutil y cálido, es como el beso de un niño...poema sencillo y tierno.
felicidades.

Anónimo dijo...

SI,que envidia

Jorge Arce dijo...

!Cómo desarman los besos!. Este texto ha tenido el mismo efecto, también he quedado sin palabras. Un beso.

Rafael Urdaneta dijo...

Sencillamente, es un poema que desarma. Felicitaciones Lin. Un abrazo

IRIS dijo...

Besos son lo que desprende cada una de las palabras de esta poesía. Precioso!
Un abrazo muy grande!

Lin dijo...

Gracias a todos por dejarse besar por mis palabras...
Me han desarmado

Sàlvia dijo...

Besos, besos y poemas. Preciosa poesia. Me encantan los tres últimos versos.

Besadetes