martes, 9 de diciembre de 2008

Singular y plural


Enamorados
Argentina Gil


Señora
en singular
su hijo es todo suyo

Conmigo
y en plural
hacemos todo nuestro

3 comentarios:

Anónimo dijo...

Solamente de leer tus poemas ya me dieron ganas de raptarte, de secuestrarte egoístamente, de no dejarte para más nadie. Solamente por eso. Si a eso le sumas que sé de ti más de lo que puedas imaginarte, que todo lo que haces lo dejas impregnado de ti, que siento que te conozco aunque nunca me hayas visto, entonces no es sólo por un ratico que te quiero raptar. Yo no sé por qué desde que supe que existías no me abandona tu nombre. Yo no sé por qué tengo un deseo tan intenso de llevarte connmigo lejos. Yo no sé por qué me gustas tanto, aunque no te haya conocido. Yo no sé por qué

De un perfecto desconocido -o de un desperfecto conocido.

Ana dijo...

Excelente manera de describirlo. Saludos!

La Gata Insomne dijo...

cómo quisiera tener una suegra para mandarle este maravilloso poema

amiga de verdad meencanta como estás escribiendo

he estado perdida, que sorpresas maravillosas entre tus palabras