sábado, 13 de diciembre de 2008

Afuera nada importa


The kiss
Lu Shoper


Las puntas de tus dedos
juegan suavemente sobre el cuello


Los segundos
sedados
se rinden


hacen su paso imperceptible

entonces
yo te amo

Me tocas y te amo
Me miras y te amo
Me besas y te amo

Afuera
nada importa


8 comentarios:

Anónimo dijo...

Definitivamente afuera nada importa. Te amo con cada centímetro de mi piel.

Anónimo dijo...

Tu es la fleur plus belle que j'ai connu... quelque fois que tu me offris un poeme, je me fondre pour toi... =)

Sàlvia dijo...

Os deseo a los dos, Linsabel y Jasón, un supermegafeliz 2009. Un brindis, un poema y un fuerte abrazo.

"No me sirve", de Mario Benedetti

La esperanza tan dulce
tan pulida tan triste
la promesa tan leve
no me sirve

no me sirve tan mansa
la esperanza

la rabia tan sumisa
tan débil tan humilde
el furor tan prudente
no me sirve


no me sirve tan sabia
tanta rabia
el grito tan exacto
si el tiempo lo permite
alarido tan pulcro
no me sirve

no me sirve tan bueno
tanto trueno

el coraje tan dócil
la bravura tan chirle
la intrepidez tan lenta
no me sirve

no me sirve tan fría
la osadía
sí me sirve la vida
que es vida hasta morirse
el corazón alerta
sí me sirve

me sirve cuando avanza
la confianza

me sirve tu mirada
que es generosa y firme
y tu silencio franco
sí me sirve

me sirve la medida
de tu vida

me sirve tu futuro
que es un presente libre
y tu lucha de siempre
si me sirve

me sirve tu batalla
sin medalla

me sirve la modestia
de tu orgullo posible
y tu mano segura
sí me sirve

me sirve tu sendero
compañero.

Besadetes, con confetti musical

Érica dijo...

Cuando amamos y el objeto de nuestro amor está delante de nosotros, allá afuera nada importa.
Bellísimo poema!!! Felicitaciones por este rincón encantador.

Francisco Pereira dijo...

Te leo y sigo en sigilo, sin alardes. Hoy debo escribir que tu poesía nutre el espíritu.

Por eso eres uno de mis telares vecinos.

Muchos instantes de felicidad y larga vida para ti Lin.

Ophir Alviárez dijo...

Afuera nada importa

El amor, el amor...Aliado y verdugo...

Saluditos,

OA

Timbalaye dijo...

para "Tutti Fruti"

Una serena competencia de barcos en el Mississippi.
La lluvia en Venecia.
Un niño lanzando una pelota hacia el Mediterráneo.
Un día y una noche, el azul en el desierto.
Una antigua ternura entre los vientos de Cuzco.
La incalculable luna de Asia.
Las cinco de la tarde en Nueva York, a una cuadra del mar.
Tú, tibia o siempre, en la mitad inexacta de Caracas.

(Leonardo Padrón, 1959)

Antoine dijo...

Me escribes... ¡y te amo!